Jueves, 05 Diciembre 2019 10:05

Premian el estudio de un investigador de la UCO sobre humedales y salinas en Jaén

Escrito por UCC+i
De izquierda a derecha:  Francisca Medina, vicepresidenta primera de la Diputación de Jaén; Rafael Vega, investigador premiado; y Adela Tarifa, consejera directora del IEG De izquierda a derecha: Francisca Medina, vicepresidenta primera de la Diputación de Jaén; Rafael Vega, investigador premiado; y Adela Tarifa, consejera directora del IEG

El trabajo de investigación de Rafael Vega Pozuelo ha conseguido el Premio de Investigación Agraria y Medioambiental del Instituto de Estudios Giennenses

El Instituto de Estudios Giennenses hizo entrega ayer del Premio de Investigación Agraria y Medioambiental 2019 al doctor Rafael Vega Pozuelo, por su trabajo de investigación “Las lagunas estacionales y las salinas del suroeste de la provincia de Jaén”. En este extenso estudio, el investigador cordobés ha realizado un inventario detallado, desde una perspectiva patrimonial y ambiental, de estos humedales y salinas que poseen algunos de los ecosistemas más delicados y singulares de alto valor ecológico de Europa.

Ha elaborado su trabajo en base a fuentes históricas, geográficas y de teledetección, además de la observación in situ. “La catalogación de humedales en un ambiente tan hostil y homogéneo como el de la campiña, contribuye a aumentar la diversidad y estructura de este paisaje estepario”, explica Rafael Vega.

Además de elaborar un inventario y una catalogación de los humedales y salinas de parte de la provincia de Jaén, Rafael Vega propone soluciones para fomentar la conservación de estos espacios. Una de las medidas propuestas es agrupar estos hábitats en “complejos de humedales” y “complejos salineros”. Otra de las propuestas incluidas es la de abordar su protección a través de los instrumentos que ofrece la Directiva Europea de Hábitats, mediante su declaración como Lugares de Interés Comunitario y su integración en la Red Natura 2000.

“La principal fortaleza de esta investigación es que puede contribuir a la recuperación de una tradición casi perdida y a la generación de nuevas oportunidades en el campo”, señala el investigador. De las 31 salinas que han sido detectadas, tan sólo dos de ellas están activas. Las demás, corren peligro de desaparecer o ya han desaparecido. Por ello, plantea además, crear una denominación de origen que dé un valor añadido a la sal que generan las salinas de interior y, de este modo, fomentar el aprovechamiento económico de estos espacios y evitar su desaparición a favor de los campos de cultivo.

Este trabajo forma parte de la línea de investigación “Patrimonio cultural y territorio” del grupo de investigación "Estudios de Geografía"- HUM244, liderado por el catedrático José Naranjo Ramírez. Este es también director, junto a Martín Torres Márquez, de la tesis de Rafael Vega, titulada “Humedales estacionales y salinas del Guadalquivir medio". 

 

Información adicional

  • Lectura Fácil:
Visto 1427 veces